jueves, 24 de octubre de 2013

Elévame con un beso

Elévame con un beso, si aún te queda de eso...

de esos besos que antes me dabas, besos sin prisa, lentos, pausados, efímeros...
que aún recuerdo el sabor que me dejabas en los labios y se me eriza todo mi ser.

Besos pausados, besos pasados...

Quisiera que una caricia tuya fuera mi buenos días, mis buenas tardes, mis buenas noches...
caricias eternas que me hicieran subir la tensión y morir de amor.
Que tu dedo índice recorriera toda mi espalda durante horas y tu aliento inundara mi nuca,
para luego pasar a mi oreja y que me susurrara que me quieres hoy y siempre.

Quisiera llorar cada día de felicidad, y que miraras mis ojos cristalinos, y luego, con una sonrisa
me besases con ternura en la frente, apartándome el pelo con sumo cuidado, secando mi llorera...
Quisiera que mi sábana fueran tus brazos, enredándose en mi cuerpo como si fueran hiedra,
que me apretasen muy fuerte, que fueran míos para siempre...

Pienso en tu sonrisa y en tus ojos almendrados, y es que el corazón me da un vuelco de 360 grados...
porque después de tantos años de caminar, de andanzas dramáticas y otras no tanto, pero siempre contigo,
a tu lado, no me canso de querer quererte, y de querer que me quieras, y cada día te quiero más.
Y aunque a veces es cierto que me canso de patear siempre el mismo camino pedregoso, y me gustaría sentarme un tiempo y abandonar mi caminar,
me acuerdo de tu mirada y me da fuerzas para volverme a levantar.

Quisiera que comprendieras que eres una razón más por las que decido luchar en esta vida sin tregua,
pero las palabras nunca te hacen comprender,
y en los echos quizás a veces, me quede corta...

tan solo elévame de nuevo a esas nubes, de las que prometiste que nunca me dejarías bajar...
elévame con un beso, si aún te queda de eso.



después de mil años...

Ya no recordaba siquiera que existiese este blog... supongo que no tenía mucho que decir, o bien que la inspiración decidió no volver a visitarme...
De todos modos, hoy que la añoranza y la inspiración han decidido hacerme una visita, yo he decidido visitar este lugar de nuevo.