martes, 29 de noviembre de 2011

Lullaby

A veces, cuando me siento sola, cuando palpo tu ausencia, siento miedo...
cuando siento frío y no puedes abrazarme, porque estás lejos...
escribo lo que siento pero me siento débil, me siento estúpida, ya que se que no sabrás como me siento,
no leerás lo que escribo, porque estás lejos...
cuando no tengo a que aferrarme, todo me aburre, todo me recuerda a ti, miro tu foto, y ni escuchar música puede calmarme.
cuando las lágrimas me piden con educación salir a bailar en mis ojos cansados de buscarte,
cuando mis manos no encuentran tu calor bajo las sábanas,
y mis pies se resfrían buscando que los tuyos los puedan consolar...
entonces, me acurruco con timidez enredada en mil recuerdos y mirando a la pared, en una cama que huele a ti.
y los días de lluvia me arrancan una sonrisa, si bien alguna que otra lágrima, cuando pienso en el pasado, aquellos días... aquellos maravillosos días.
y ahora, duele incluso escucharte por teléfono, y alargo mi brazo por si alguna casualidad del destino me dejara acariciar tu mejilla desde la distancia.
cuando cierro los ojos y me quedo quieta, puedo imaginarte junto a mi, abrazándome, y me siento frágil entre tus brazos, y me rompo con tus besos.
y al abrirlos, solo veo los cuadros que pinté con amargura, transmitiendo mi dolor, acusándome, señalando con el dedo, mofándose de mi...
adoro los viernes, me hacen feliz, he llegado a un punto en mi vida, en que nada me hace más feliz que un viernes, porque si esa semana me sonríe a la cara, entonces corro hacia la puerta y te veo allí, plantado frente a mi, con los brazos abiertos.
pero odio los domingos, porque las horas no son horas,sino minutos, se desvanecen ante mis ojos y me siento impotente al no poder hacer nada, entonces me besas y te veo desaparecer...
cuando me acuesto cada noche... me digo a mi misma: "pide un deseo", y solo digo, "deseo que estés aquí conmigo para poder secar mi llanto con tu dulzura, para hacerme dormir, junto a ti"
pero nunca te encuentro a mi lado, y si abrazo la almohada... vuelvo a olerte, dejas impregnado cada esquina de mi habitación con tu esencia.
y hoy, no pude soportarlo, y tuve que levantarme para encender este chisme, y escribir lo que me ahogaba, y tendré que cambiar las sábanas porque me duele sentirte y ver que solo es un espejismo.
porque a veces no me siento capaz de aguantar un segundo más, y me hago fuerte pensando que algún día esto cambiará.
susúrrame desde la distancia, esa canción de cuna... esa nana.... que aunque me rompe el corazón, me hace tenerte entre mis brazos. no quiero volver a llorar.... no quiero romperme en mil pedazos, no pido tanto, solo quiero darte un beso esta noche,
http://www.youtube.com/watch?v=JlzQqToPchM

lunes, 13 de junio de 2011

sábados, si no, domingos.

Amo los sábados porque los exprimo esnifando el aroma de tu piel rozando mi piel...
y las penas en domingo me saben a resaca.
Para el lunes la energía me embriaga porque se que el martes te volveré a ver, y los miércoles el sueño atrasado causa estragos en mi ser.
Los jueves discusiones, porque el viernes cambiamos nuestra alma cansada por dulces reconciliaciones.

Pero tú bésame otra vez para que no se me olvide el tacto de tus labios, por sino te vuelvo a ver.
Abrázame muy fuerte como si quisieras partir mis huesos, para que no se me olvide que hasta lo más dulce duele.
Mírame a los ojos cuando me digas adiós, y no intentes guardar el tipo ni parecer de piedra, que para eso ya estoy yo, se que cuando te marches tu sonrisa será sincera.
Y si me ves llorar, no me intentes calmar, sigue sonriendo y seca mis lágrimas, y guárdalas en tu corazón, porque quizá sea la última vez que me veas llorar.
No me digas te quiero, aunque yo esté deseando escucharlo escapando de tu boca, hagamos como que se nos ha quebrado la voz,  finjamos que nada de esto está pasando, finjamos que esto no es un adiós.

solo te pido un favor, no es nada complicado, prométeme que intentarás llevarlo a cabo.
te pediría que me amases por siempre, pero quizás eso sea complicado, pues dicen que la distancia hace el olvido, así que si el olvido y tu en el olvido me dejas de querer, prométeme que como presa del olvido no me olvidarás, por favor, acuérdate de todas nuestras tardes, acuérdate de lo que fuimos, de nuestro primer beso, de nuestros por siempre, de nuestras promesas que nunca supimos si se cumplirían, de nuestras locuras, de todo lo que nos hizo ser lo que ahora somos.
yo no te olvidaré y si por prometer queda prometo que jamás dejaré de quererte.
Adiós en sábados, si no, en domingos.

domingo, 15 de mayo de 2011

que importa?

Sobredosis de nicotina en mis pulmones... Nada me importa a estas horas, yo sigo fumando, sigo recordando.
Y pienso en aquel domingo, y tus ojos marrones oscuros se clavaron en mi,... y me parece tan estúpido escribir esto, me parece estúpido cuanto pienso si se refiere a ti... me parece estúpido porque simplemente me resulta imposible.
Dicen que nada es imposible, más reitero que eso es una falacia, mil cosas se escapan de nuestro alcance y nosotros nos quedamos a observar sin nada más que podamos que hacer que arrojar lagrimas inertes al vacío e imaginar cosas que jamás ocurrirán.
Solo se, que no puedo sacarte de mi entumecida mente, humedecida por la rutina, cual niña de 12 años, escuchando música que me hace sentirte más cerca, música que jamás te acercará a mi lo suficiente.
nos atrae lo imposible, me atraes tu, si te pienso todo es más complicado, no puedo mirar una sola foto, eso me hace daño... quien sabe?
quizás esto pronto termine y todo quede en algo más que contar... que importa? si en el fondo sigo siendo aquella niña de doce años... que importa? si solo fue una mirada... que importa? si solo fue un mísero instante... que importa?
No quiero verte, no quiero volver a ver esos ojos que me miraban sin tener nada que decir, no quiero saber nada más... quiero olvidar, pero por el contrario quiero volver a verte...
que importa? si solo son meras palabras que brotan a medida que el alcohol va subiendo... si... pero mañana volveré a pensar en ti aunque solo sea un segundo...
aborrezco esto... créeme que lo aborrezco...
no puedo decir te quiero, no estoy segura del todo. ahora solo quiero descansar y dormir, pero es si, que mi mente no piense en ti una noche más... déjame olvidarte aunque sea un instante...
que importa?

sábado, 16 de abril de 2011

EL LENGUAJE DE LAS HORMIGAS

Después de comer me dispuse a limpiar la cocina, he de decir sin ganas, pues son obligaciones, y no me gustan las obligaciones.
suelo empezar limpiando la encimera, pero hoy la encimera estaba poblada por una colonia de diminutas hormigas, podía haber en total unas 30, supongo que las demás descansaban después de una dura jornada de trabajo.
Al pasar el trapo para limpiar la encimera, me percaté de que había asesinado cruelmente a unas cuatro hormigas, que bien pudieron tener una muerte lenta y dolorosa causada por el amoniaco... y sentí lástima, así que procuré limpiar muy despacito, esperando el paso de las demás hormigas para no hacerles daño, y salvé la vida de una de ellas que se encontraba en el paño con suerte de no haber sido aplastada.
cuidadosamente, bordeaba cada diminuta hormiga con el trapo para no hacerles el más mínimo rasguño, y ellas parecían darse cuenta de esto, pues cuando veían que el paño se acercaba se quedaban muy quieras, esperando a que terminase esa zona para seguir su camino.
Cuando finalicé mi tarea, dejé el paño y me acerqué cuidadosamente al borde de la encimera para observarlas con atención, mi enorme cara escudriñaba cada uno de sus movimientos, y fue cuando quedé perpleja.
Las observada durante minutos, y todas a la vez comenzaron su ritual. Aunque parezca una historia para no dormir, todas se unieron en grupo, casi formando un círculo, e inclinadas hacia arriba todas a la vez ejecutaron el mismo movimiento como si de coreografía se tratase: acariciaban su antena derecha con su pata derecha dos veces, y después hacían copia de este movimiento con la izquierda. Cada una de ellas hacía lo mismo sin perder la onda en ningún momento, el mismo movimiento al mismo tiempo durante minutos.
Pues supongo que seres tan pequeños como las hormigas tienen inteligencia tan enorme como para hacer un ritual a modo de veneración por la muerte de sus hermanas, hijos o simplemente conocidas hormigas, una muerte de la que yo era causa, y sentía enormemente.

Hoy he aprendido una lección, y es , que no solo el ser humano hace su ritual establecido para venerar la muerte de sus seres queridos, sino que seres tan minúsculos y poco valorados como la vida de una hormiga tienen su ritual establecido, y sienten al igual que nosotros la pérdida de un ser querido.
Así que queridos amigos, dejemos de pensar que el ser humano es especial por su inteligencia creadora y su multitud de sentimientos, pues todos los seres piensan y sienten como nosotros, con diferente cultura y costumbres claro está, con un cerebro de menores dimensiones que del Homo sapiens, pero con una inteligencia quizás superior y con un sentir enorme al del hombre destructivo que hoy conocemos y veneramos.