domingo, 17 de octubre de 2010

. MIS HERMANOS




Mis hermanos son seres curiosos e hiperactivos, impacientes, quisquillosos, desobedientes, ambiciosos, destructivos, ruidosos, irrespetuosos, desordenados, traviesos, juegan a hacer la guerra con sus muñecos y rotuladores, en definitiva, pequeños animales que hacen de tu día a día un reto. Sin embargo son cariñosos, amables (solo algunas veces), imaginativos, graciosos, en ocasiones no solo juegan a hacer la guerra con sus muñecos y rotuladores, otras veces juegan a pintar mundos de colores fantásticos y llenos de ilusión con sus rotuladores en sus folios, otras veces planean macabras operaciones pintando mundos estrambóticos con rotuladores en las paredes.
Entonces mamá cuando ve sus folios, sonríe ampliamente y dice “que bonito”, pero cuando ve las paredes dice “Gemita, Rosa, Manuel, me vais a quitar de la vida , de la vida me vais a quitar”.
En ocasiones, cuando vuelvo los fines de semana a mi pueblo natal, mis hermanos me obsequian con abrazos, besos, bonitas bienvenidas y regalos que me resultan demasiado familiares, y es que, cuando subo a mi habitación, descubro un gran revuelo de cajones y diversidad de objetos, y caigo en la cuenta de que la familiaridad de esos regalos se debía a que semanas atrás , esos objetos me pertenecían a mi, ME ROBAN. XD
Otras veces, las comidas se convierten en un campo de batalla, cuando mamá trae la comida y la deposita encima de la mesa, mis hermanos, comienzan con sus malévolos planes de huelga de hambre.
Mamá llena los platos y nos da la iniciativa de comenzar a comer, hemos de comérnoslo todo si no habrá folklore, todos tenemos en cuenta esto excepto, mis hermanos, mis hermanos hacen de la comida un juego más, se niegan a comer, gritan y cantan estupideces de todo tipo estilo “mi culo, caca, uahahahahah, cara culo tienes mocos en el sobaco”, entonces a mi padre, después de advertirles unas mil veces que coman, comienza a inflársele la vena que atraviesa su cuello, adquiere el grosor de unos 5 centímetros, su cara se torna de un rojo amoratado , sus ojos se desorbitan y comienza a despotricar todo tipo de injurias, y meteorizarnos con los restos de comida que salen despedidos de su boca. Es entonces, cuando acto seguido, Bob Esponja deja de emitirse en mi casa, y los niños llorando como una magdalena comienzan a comer.
Si los sacas a pasear y los llevas a tomar un café, tu café  se convertirá en “ no café, pues solo será fruto de tu imaginación, nunca llegarás a bebértelo”, y es que un café suele costarte un euro como mucho, con mis hermanos el desayuno te saldría por unos siete euros y medio aproximadamente, ya que acto seguido de que tu pidas, ellos comenzarán a gritos “ ¡ Quiero un batido! “, los tres al unísono, si no se lo consigues, comenzarán a mirarte con reproche y dirán delante de todo el mundo “ claro, es que tu no nos compras el batido porque no quieres gastar dineros” , finalmente, con cara de asesino y de conformidad, terminarás por contentar a los niños comprándoles su batido y con tu cartera en números rojos.
 
Y es que, así son mis hermanos, unos seres tan detestables como estupendos, la verdad es que los fines de semana se convierten para mí, en una fiesta nacional, porque con mis hermanos tienes la fiesta asegurada, pero también los problemas , de todas formas nunca tendrás tiempo de aburrirte.
Así que para mi son lo mejor que pisa esta tierra, inigualables, únicos y sobre todo mis hermanos.
Os quiero mis pequeños diablillos.

3 comentarios:

  1. "tienes mocos en el sobaco"
    me ha matado. es la mejor frase despues de la de "quitate de la tele, JAVI"

    PS/ aver si puedes poner las letras de las entradas mas grandes, que me voy a quedar mas ciega aun..

    ResponderEliminar
  2. hahahahahah ostias no me acordaba de eso que le dijo mi hermano a mi padre, hahahaha, quitate de la tele Javi!!!!
    o.k intentare poner la letras aun mas grande
    xd

    ResponderEliminar